sábado, 3 de abril de 2010

LAS PROPIEDADES DE LA CEBOLLA


La cebolla (allium cepa L.) es originaria del Asia Central como el ajo y la chalota y pertenece a la familia de las liliáceas, que incluye mas de 500 especies. La cebolla se forma de un engrosamiento del tallo en su parte subterránea, o sea es un bulbo formado por numarosas capas gruesas y carnosas que realizan las funciones de reserva de las sustancias nutritivas necesaria para la alimentación de los brotes y están recubiertas por membranas secas delgadas y transparentes que son base de las hojas.
La cebolla era muy valorada por los egipcios y también la consumían griegos y romanos y fueron estos últimos los que introdujeron su cultivo por todos los países mediterráneos. A América llegó de manos de los españoles, actualmente la cebolla se cultiva en las zonas templadas de todo el mundo.
Pueden ser las cebollas de color blanco, rojo intenso, amarillo y violacéo con o sin vetas. En general son de sabor picante aunque también las hay dulces.
La cebolla es un alimento de escaso contenico calórico, se componen de 90% de agua, es una buena fuente de calcio, potasio, hierro, magnesio y fósforo.
Este tubérculo estimula el apetito es diurético y regulariza las funciones del estomágo y dan buen resultado en las afecciones respiratorias, es un gran desinfectante comiéndola cruda nos protege de las infecciones. La cebolla deben tomarla los diabéticos ya que es depurativa de la sangre.
La cebolla es ideal para consumir tanto cruda como cocinada, aunque naturalmente al cocinarla pierde parte de sus propiedades por el calor, si se prefiere cruda se puede agregar a las ensaladas, puede cocinarse asadas, fritas o rehogadas y son un buen acompañante para carnes y pescados.