miércoles, 21 de abril de 2010

EL PAN DE CADA DÍA


En todos los tiempos el pan ha constituido el alimento básico de los pueblos. Su origen parece estar en Oriente Medio en el 7000 A/C. En un principio era consumido simplemente como una mezcla de harina y agua en una especie de gachas crudas hasta que empezaron a darle cocción en un horno. Fueron los egipcios quienes añadieron masa fermentada a la mezcla de harina, agua y sal, puede entonces decirse que son ellos los inventores del pan. Mas tarde en la civilización griega el pan se perfeccionó y se crearon mas de 70 variedades, mezclando la harina de trigo con otros cereales como cebada, avena y centeno o especias como el sésamo, frutos secos y también aceite de oliva o mantequilla y miel.
Luego en el Imperio Romano el pan fue un alimento esencial y el estado controlaba que toda la población tuviera acceso a el. También mejoraron las técnicas para la molienda del trigo y los cereales tomaron su nombre de la diosa Ceres.
En la Edad Media se libraban batallas entre casas feudales para apoderarse de los cultivos de cereales. Los monasterios eran los principales productores de pan.

Este alimento tan popular tiene propiedades nutritivas muy valoradas. Pero sin embargo en este último cuarto de siglo fue disminuyendo el consumo de pan debido al excesivo culto al cuerpo y las modas de la delgadez que dieron al pan la mala fama de engordar por su centenido en hidratos de carbono. El pan en sí mismo no engorda, tomándolo con moderación.
Se tiene, sin embargo, que distinguir entre pan blanco e integral ya que hay mucha diferencia entre ambos. El blanco tiene hidratos de carbono y proteínas incompletas, mientras que el integral es rico en numerosas vitaminas, enzimas, minerales, proteínas mas completas, hierro, ácidos grasos y fibra el hidrato de carbono es el almidón del trigo. Hay que tener en cuenta que el verdadero pan integral se elabora con el grano de trigo completo, con cáscaras y germen y la levadura que se emplea es masa madre, tiene un color marrón claro, textura compacta y buen sabor, existe en el mercado un pan al que simplemente se le añade salvado y se le vende como integral.