viernes, 12 de abril de 2013

ALUBIAS, HABICHUELAS, FRIJOLES o JUDIAS




Existen cientos de variedades y tienen también muchos nombres, como porotos, habichuelas, judías o frijoles sus propiedades nutritivas son conocidas en todo el mundo.
En México son un alimento básico, mientras en Argentina se consume muy poco, en España su consumo es muy popular y forma parte de la famosa y saludable dieta mediterránea.
Estas legumbres tienen un alto contenido en proteínas, casi un 23% y aportan más hierro que la carne y que las lentejas, tienen mucho fósforo, vitaminas A, C, K, B9, B1,B2, B3, B5, B6, B12,  magnesio, calcio y yodo. Tienen fibras, tanto solubles como insolubles. La soluble ayuda a reducir los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos en sangre. La fibra insoluble facilita el tránsito intestinal, se puede combatir el estreñimiento si se consume alubias de forma habitual. Los hidratos de carbono que tienen las alubias son de asimilación lenta, dato importante para los diabéticos que no han de tener ningún miedo de agregar las alubias a su dieta ya que además son beneficiosas para ellos. También su consumo está indicado para las personas con exceso de ácido úrico y para las que tienen retención de líquidos. El aporte calórico es más bien bajo. Cuando se tiene un trabajo físico muy duro conviene su consumo por su poder energético. Las sopas de harina de alubias siempre han sido ideales para recuperar el vigor y la fuerza.
Las propiedades nutritivas de todas las alubias son similares entre sí. La única diferencia entre las alubias blancas y otros tipos de alubias está en la facilidad de digestión que tiene la alubia blanca.

Receta de ensalada con alubias.