viernes, 6 de agosto de 2010

LOS FITOESTROGENOS DE LA SOJA SON EXCELENTES



Los fitoestrógenos tienen efectos beneficiosos para la salud, en particular para la de la mujer. Los avances en la alimentación han generado en los últimos años un aluvión de términos en los que su nombre es tan complejo como beneficioso su consumo. Entre ellos se encuentran los fitoestrógenos, compuestos naturales de origen vegetal con múltiples efectos positivos sobre la menopausia y también en la prevención del cáncer de mama y de enfermedades coronarias. Los fitoestrógenos más estudiados son las isoflavonas, muy abundantes en la soja, como la genisteína y la daidzeína.
Estas sustancias naturales, actúan de forma similar a las hormonas llamadas estrógenos, las cuales se encuentran reducidas en la mujer con menopausia y esta reducción es la responsable de sus síntomas y signos.
El consumo habitual de soja está asociado a una menor incidencia de cáncer de próstata. Estudios recientes realizados en EEUU., demuestran que si se alimenta con soja a los ratones de laboratorio enfermos de cáncer protástico, el crecimiento de su tumor se vuelve más lento e incluso se detiene. Estos resultados están pendientes de confirmación en  los seres humanos, pero todo parece indicar que  así será, ya que otros estudios hablan de la baja incidencia del cáncer de próstata en los países de Oriente como Japón, donde el consumo de soja ha sido siempre muy elevado. 
La dosis diaria recomendada de fitoestrógeno es de 60 a 80 mg./día. Esta cantidad es la que  contienen  140 gr. de tofu, o medio litro de leche de soja, con esta dosis diaria, durante seis meses, según algunos estudios, se consigue una disminución de la pérdida de masa ósea en la columna vertebral.