domingo, 5 de mayo de 2013

EL MELOCOTÓN, DELICIOSA FRUTA


Esta fruta es originaria de China y fue traída a occidente por los romanos que lo denominaron persica, (prunus persica), creyendo que  procedía de Persia, son árboles de la familia de las Rosáceas y crecen en todas las regiones cálidas del mundo. El melocotón es una drupa de forma redondeada y de gran tamaño con una piel que se caracteriza por tener una pelusilla y una pulpa muy jugosa.
Existen melocotones de diferente colores que van del amarillo al rojo
A esta fruta en casi toda España se le llama melocotón, excepto en Canarias que se le llama durazno como en muchas partes de  América Latina.
Los melocotones son ricos en carotenos de ahí su coloración  amarilla es muy recomendable comerlos en dietas para adelgazar por su contenido en fibra,  un 86% de agua y muy pocas calorías, (37 kcalorías por 100 gramos), incrementan la secreción de bilis favoreciendo así la digestión de las grasas. En el melocotón encontramos muchos minerales, como, potasio, fósforo, magnesio, calcio, azufre, cloro, manganeso, cobre, hierro, zinc y selenio además de beta-caroteno y ácidos, nicotínico, antioxidante, pantoténico, málico y cítrico. Tiene esta fruta propiedades anti-cancerígenas y previene la descalcificación de los huesos en personas mayores, es muy útil en casos de estreñimiento por su capacidad laxante.



Contiene mucho potasio y poco sodio lo que hace que sea beneficioso su consumo para casos de hipertensión arterial, afecciones al corazón o de vasos sanguíneos. Ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre y a establecer un control de glucemia en las personas con excesos, ayuda también a prevenir la formación de cataratas por hipersensibilidad a la luz solar, protege nuestro estómago impidiendo la formación de úlceras y elimina los radicales libres, haciendo que nos mantengamos jóvenes por más tiempo.
En definitiva se trata de una fruta ideal para una alimentación sana y para toda clase de personas.







Receta de postre con melocotón 




Gregorio García Alcalá
   5 de mayo de 2013