jueves, 12 de diciembre de 2013

PROPIEDADES MEDICINALES DEL ROMERO



El romero,  (Rosmarinus officinalis),  es una planta muy aromática, con un fuerte olor alcanforado, de la familia de las labiadas, de hoja perenne, que crece en forma de arbusto leñoso y puede llegar hasta los dos metros de altura. En las regiones mediterráneas nace silvestre en matorrales, al igual que el tomillo, la malva o la lavanda. Actualmente se cultiva en todo el mundo.
 Esta planta se usa en la cocina como condimento dándole un sabor muy especial a todos los guisos y en la fabricación de panes y dulces, sirve también para aromatizar aceites y vinagres,  pero también tiene aplicaciones medicinales, es un ingrediente básico en muchas cremas, jabones, champús, aceites y lociones.  Del romero se usan las hojas y también las flores.
Tiene un alto potencial curativo y muy popular, tanto en consumo interno o externo, tomar infusiones de romero ayuda en los casos de flatulencia o meteorismo y de acidez estomacal, siendo también muy útil para aliviar el malestar de la menstruación, es diurético, remedia la insuficiencia hepática, tiene propiedades antioxidantes que hace ideal su uso para prevenir  el Alzheimer y en tratamientos para rejuvenecer,  también ayuda y alivia en enfermedades respiratorias, facilita la expulsión de las bilis y es hipotensor, tiene mucho hierro que lo hace útil en los  casos de anemia, regula la glucosa en sangre y mejora el dolor de cabeza.
En uso externo en forma de aceite esencial, es recomendable para cuidados  del cutis y el cuero cabelludo evitando la caída del pelo. El alcohol de romero se usa para fricciones en zonas del cuerpo doloridas por el reumatismo, la artrosis o la artritis, también en los casos de tortícolis. Para fortalecer las uñas débiles y quebradizas, se prepara una infusión con hojas de romero en agua hirviendo, se deja reposar y enfriar, y se introducen las uñas dejándolas en remojo un rato. Enjuagues bucales con una infusión de romero para evitar el mal aliento o alitosis y mejorar llagas o aftas en labios y encías.
En la composición del romero encontramos, calcio, cobre, folatos, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, ácido pantoténico, zinc, vitamina A, B6, C y E. 
  


 Gregorio García Alcalá
12 de diciembre de 2013